Relación con comunidades: Cómo los proyectos exitosos aprovechan el capital humano de la zona

La evolución del mercado ha traído consigo cambios en la forma de conectar con las personas que habitan las zonas de trabajo.

Atrás quedaron los días en los que un proyecto -ya sea minero, eléctrico o de otra categoría- solo se enfocaba en sus propios estándares. Hoy la tendencia es a crear proyecto integrales que no solo consideren las utilidades como factor principal, sino que también incluya otros factores como los medioambientales y el relacionamiento con las comunidades de la zona.

Las empresas se han alejado de ideas como la empresa protagónica, el asistencialismo, decisiones internas para la comunidad, el corto plazo, el enfoque transaccional y el énfasis informativo para dar paso al trabajo asociativo con énfasis en diálogo y construcción de confianza, acompañado de decisiones con la comunidad que incluyan una mayor mirada de largo plazo con necesidad de alineamiento interno y pertinencia. Además de buscar mejorar la calidad de vida, entregando un legado basado en las capacidades locales con una mirada estratégica a largo plazo.

Entonces ¿cómo se puede aprovechar el rol de las comunidades en este nuevo esquema? De acuerdo al Consejo Minero, hay varios puntos que se pueden tener en cuenta en cuatro grandes temas:

  • Gestión de impactos negativos y positivos
    • Reconocer impactos individuales y agregados, reforzando la transparencia. 
    • Identificar y gestionar con la comunidad, tanto impactos positivos como los negativos.
    • Establecer estándares comunes de compensación y diferenciarlo de la agregación de valor.
  • Potenciamiento de capacidades internas y externas
    • Continuar profesionalizando las relaciones comunitarias: incidir en lo académico. 
    • Ser innovadores en las maneras y hacerlo con objetivos claros. 
    • Apoyar a la comunidad en el potenciamiento de sus interlocutores. 
    • La capacitación puede ser oportunidad de vinculación y de desarrollo de capital social.
  • Gestación y gestión de alianzas territoriales 
    • Gobiernos locales, organizaciones comunitarias, empresas, otros. 
    • Necesidad de cambiar el switch: trabajar juntos entre empresas. 
    • Desafío de pensar a largo plazo. 
    • Tener un desafío común, comenzar en tiempos de paz y generar gobernanza.
    • Análisis de experiencias.

Otra forma de fortalecer el rol comunitario en torno a los proyectos es establecer una instancia independiente y técnica para facilitar el relacionamiento entre las empresas y sus comunidades de modo de obtener y mantener la licencia social para operar. También se puede utilizar un sistema recursivo administrativo y judicial justo, expedito y cierto. Y finalmente, destinar parte de los impuestos que ya pagan las empresas a las comunas, provincias y regiones en que se ubican sus proyectos y operaciones.

En VisionGIS contamos con profesionales integrales que puedes ayudarte con este y otros temas relacionados al rubro. Asesórate y asegúrate un proyecto exitoso respaldado por líderes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *