El uso de información georreferenciada y su aporte en tiempos de pandemia

A pesar de que los SIG se han utilizado principalmente en la industria geográfica y minera, su versatilidad le permite adaptarse para convertirse un aliado frente al Covid-19

Ante una pandemia de esta magnitud, fundamental ha sido el uso de la recopilación de datos a nivel mundial. Gracias a la globalización, podemos obtener una enorme masa de números que, al ordenarse y clasificarse de la forma correcta, nos permiten tener un panorama lo suficientemente bien elaborado como para generar una estrategia de prevención y tratamiento que esté alineada con los estándares internacionales.

Probablemente el mejor ejemplo de esto puede ser el mapa de la Universidad Johns Hopkins (JHU), Maryland, EE. UU., cuyos investigadores, en respuesta a la emergencia sanitaria que se enfrenta el mundo, crearon un tablero en enero de 2020 para visualizar y rastrear casos reportados en tiempo real. 

El mapa interactivo que se compartió públicamente por primera vez el 22 de enero del año pasado, ilustra la ubicación y el número de casos acumulativos de Covid-19, informando sobre casos confirmados, muertes y recuperaciones.

La compañía ESRI ha diseñado una plataforma especial ArcGIS Covid-19 para recopilar y compartir información relevante de todo el mundo. Contiene aplicaciones, paneles, información y datos para ayudar a la planificación y respuesta de la pandemia.

Por otra parte, también está proporcionando una plantilla de respuesta al Coronavirus a través de su plataforma Hub de ArcGIS, la cual es gratuita. Con ella es posible acceder a través de una suscripción gratuita de ArcGIS Online, con ArcGIS Hub. Ésta también incluye ejemplos, materiales y configuraciones para implementar ArcGIS Hub, y que inclusive, permite construir tu propio sitio web para visualizar y analizar la crisis en el contexto de la población y los activos de una organización o comunidad determinada.

Bajo esta misma línea, en Chile se ha realizado un trabajo parecido pero mucho más detallado. En este caso, Esri ha dispuesto de un dashboard online que muestra el porcentaje disminución de casos por comuna comparativo respecto a las últimas dos semanas en Santiago.

Al convertir los datos en inteligencia espacial, los SIG brindan a los profesionales la posibilidad de generar conciencia de la situación casi en tiempo real, ya que hay que considerar el desfase derivado del acceso público de los datos, y con ellos adaptar las estrategias de manera más efectiva posible frente al SARS-CoV-2.

Asimismo, ArcGIS ha dispuesto de un mapa nacional con detalles a nivel regional. Aquí se incluyen número de casos confirmados, activos, fallecidos, hospitalizados, población, confirmados cada 100 mil habitantes y recuperados. 

El plus SIG

Gracias a esta tecnología, se pueden recopilar datos de salud pública y económicos mediante mapas y cuadros de mando para monitorizar las cifras de referencia de la desescalada. Así se puede saber con certeza dónde emprender medidas correctivas.

Además, permite analizar tendencias de datos y evaluar su impacto en la capacidad de recuperación de las organizaciones o las comunidades, abordando acciones específicas para mitigar los impactos durante la desescalada.

También ayuda a comunicar usando mapas y datos para proporcionar contexto y comprensión acerca de unas prioridades en constante evolución. Puede mostrar cómo está equilibrando la recuperación económica con la salud pública.

Estos son solo algunos de los diferentes SIG que se han dispuesto para ordenar la información y su utilidad, haciéndola más accesible y ayudando a las autoridades y cuerpos sanitarios a realizar un trabajo más eficiente.